No te condiciones

Vuela de donde no puedas crecer

Saca todos lo techos que te hayas puesto o que otros los hayan puesto por vos

Abre la ventana al cielo

Desaparece como por arte de magia

Vuela de donde no puedas vivir

Y vuela también de donde no puedas cumplir tus sueños

Apártate de todas aquellas personas que no puedan verte como sos

Pero apártate sobre todo de aquellos que no te dejan crecer

De aquellos que no te dejan explorar el mundo

De aquellos que te limitan…

Desaparece una y otra vez; y hazlo mágicamente

Vuela y desaparece. Desaparece y vuela

aguilavolandomar.jpg

Crea tu propio mapa, míralo cada día, analiza las curvas, las subidas y también las bajadas

Pero mantente en él

Firme.

Que nada te distraiga y que nadie tampoco

Desafía tus propios límites. Ellos no son reales

¡Y vuela!

Vuela hacia donde sientas

Pero no digas a dónde

Tan sólo lárgate

¡Y que sea magia!…

Adentro

¿Qué hago? , ¿qué siento? , ¿cómo sigo?…

Lo que sea que buscás , lo que sea, buscalo dentro. No te distraigas con lo que te diga la radio, la televisión , los diarios… Opiniones ajenas que nada saben de lo que vos realmente querés. Ninguna opinión puede conducirte a mejor camino que la tuya propia.

Tu voz. Hay una voz dentro tuyo que te habla, que te dice todo. No le seas indiferente, no busques ocuparte las 24 horas al día,no busques llenarte de actividades innecesarias, de personas innecesarias. No lo busques. Porque lo único que estás haciendo es evadiéndola.Haciendo oídos sordos.

Lo hice; más de una vez. Y hoy me doy cuenta que esa música interna es la mejor melodía. Es nuestra alíada. Aceptala, abrite a ella. Dejala que haga su parte. No la limites. No la condiciones que ella sabe. ¡De verdad que sabe!

Adentro. Ahí es donde tenés que ir cada vez que no sepas qué hacer, cada vez que no sepas qué decisión tomar.

Adentro.

Todo pero todo está ahí. Las demás personas pueden aconsejarte pero ninguna puede saber exactamente qué es lo mejor para tu vida. Porque ninguna es como vos. Ninguna.

Vos sos vos. ¡Entendelo!.

Aprendé a respetarte , aprendé a aceptarte y aprendé principalmente a escucharte. Permitite que el silencio entre a tu vida, dale paso, abrile  las puertas. No subas el volumen de la radio. No obstruyas el sonido de tu voz interna. Ella es la guía.

Tu alma, tu luz interior, tu corazón…Como quieras llamarlo. Por ahí va el camino. Por ahí viene la mano. No dejes que otros te digan qué necesitás para tu vida. ¡Decítelo vos mismo!

Podemos aceptar ayuda externa pero más alla de lo que otros digan ,volvé a vos. Volvé adentro. Y verás como todas las respuestas se iluminan. Estaban allí, siempre estuvieron, siempre van a estar.

Adentro.

 

Diapositiva1